los mejores quesoos para vino

Quesos para Vinos Tintos y Vinos Blancos

Un matrimonio que nadie puede estar en contra es la deliciosa combinación de vino y queso. Cada uno es delicioso por separado, pero cuando se combinan los dos, la magia puede suceder instantáneamente . Ya sea tánico, ligero, dulce o seco, puede apostar a que hay un vino para cada tipo de queso (¡incluso para la fondue!). La próxima vez que prepares una tabla de quesos, aquí están los vinos que deberías llevar para el paseo y tomar en cuenta.

Como ya lo sabemos el queso es uno de los productos gastronómicos que todos hemos degustados y no es indiferente a los comensales, como todo producto tienen sus detractores por su sabor fuerte prefieren no incluirlo en sus platillos.

El queso es uno de lo productos con más renombre a nivel mundial por su forma de elaborarse y por su procedencia hay muchos países que lo elaboran cada uno con sus técnicas y sus ingredientes propios.

Debido a esta diversificación de técnicas he ingredientes hacen del queso un excelente acompañante de los vinos y un buen maridaje para esos paladares exigentes te mostramos cuales son los mejores quesos que pueden acompañar este vino perfectamente.

Los Mejores Quesos para Vinos Tintos-Blancos y su maridaje.

Hemos elaborado un listado que nosotros consideramos que son perfectos para que puedas degustar al máximo tu queso favorito en una tabla o en bocadillos con tu vino, descubre cual es tu combinación favorita.

Tipos de quesos para degustar con vino tinto y blanco

Queso Camembert o brie:

Este queso de origen francés es muy recomendable maridarlo  con un vino blanco Chardonnay o un Sauvignon Blanc por sus taninos afrutados suavizará el sabor del queso en tu paladar y descubrirás esos sabores únicos de los quesos de Francia.

Pinot Noir y Queso Brie:

Necesita también de un vino tinto  que vaya bien con sus distintos sabores y que al mismo tiempo sea lo suficientemente ligero como para no abrumarlos. Aquí están algunas recetas de queso brie para acompañar con un buen vaso de Pinot Noir, el mejor amigo del brie.

Queso Gouda:

Este queso de origen holandés marida Perfectamente con un tinto Merlot joven con poco cuerpo o vinos espumosos hacen una excelente combinación por su textura semidura el queso destacan sus sabores y aromas añejos que destacan con esta combinación se necesita un vino tánico y con mucho cuerpo.

Queso Cheddar:

Este queso inglés Marida perfectamente por sus suavidad y versatilidad  con un Cabernet Sauvignon este vino de complejidad fuerte por sus sabores complejos hacen que se destacan por la cremosidad de este queso.

Queso Parmesano:

El italiano por excelencia de complejidad dura y años de añejamiento Combinan perfectamente con otro italiano el único Chianti este vino también italiano son un maridaje que debes de degustar de carácter fuerte y con cuerpo ayudan a que el sabor del parmesano resalte aún más en el paladar.

Queso Gruyere:

Esta delicia de suiza se combina idóneamente con Chardonnay  sea que usted escoja un bocadillo de gruyere entero o derretido, los sabores de frutas y nueces en Chardonnay son un mate ideal y deliciosos en el paladar otro que también combina es el Sauvignon Blanc es el vino perfecto para degustar el queso gruyere.

Queso azul:

Es muy recomendable probar el queso azul mientras disfrutas de un copa de Jerez, Riesling,Zinfandel ,El oporto estas combinaciones hacen del queso azul un maridaje perfecto. La dulzura y el cuerpo grueso del oporto son el papel de aluminio perfecto para el queso azul picante y desmenuzable.

Queso Ricotta:

Hará la pareja perfecta con un vino tipo Pinot Grigio o un RIESLING El ricotta va bien con riesling Sweet, el ricotta cremoso ama el Riesling picante. Pruebe el ricotta con las variaciones dulce y seca de este vino clásico alemán o si no con el Pinot Grigio italiano cualquiera que se antoje no quedaras mal.

Queso Mozzarella:

El Sauvignon Blanc será el vino perfecto para acompañar con una buena porción de mozzarella también el Pinot Grigio va bien La acidez de los tangos Pinot Grigio va bien con este queso clásico para pizza suave y ligeramente dulce.

Queso Gorgonzola:

Hará la combinación perfecta con un Zinfandel, un Cabernet Sauvignon o con un Riesling  cuya dulzura hará que la mezcla de texturas y sabores alcance su nivel máximo en tu paladar.

Queso Manchego y la Rioja

Rioja va bien con el queso manchego. Este queso dulce y clásico requiere el vino español por excelencia: ¡Rioja! los dos son de origen español uno creado exclusivamente para el otro los taninos fuertes combinados por la fuerza del manchego hacen un maridaje idóneo ambos resaltan lo mejor de cada uno.

BEAUJOLAIS Y QUESO FETA

El Beaujolais va bien con el queso feta Usted quiere un vino tinto brillante que haga juego con la salinidad del queso feta. Beaujolais (¡o un vino griego ligero!) es la respuesta.

VIOGNIER Y QUESO JARLSBERG

Viognier este vino va super bien con el queso Jarlsberg. Las frutas de hueso que se encuentran (como los melocotones) en Viognier cortan en boca los sabrosos sabores de Jarlsberg hacen la combinación adecuada uno complementa al otro.

QUESO MONTEREY JACK Y VINO TINTO MERLOT

Monterey Jack va bien con Merlot. Este queso americano clásico ansía un vino que esté en el lado más ligero y afrutado, igual que el Merlot.

VINO BLANCO SAUVIGNON BLANC Y QUESO DE CABRA

El Sauvignon Blanc es el vino blanco perfecto para acompañar a este queso picante y de complejidad suave los taninos hacen que se acentúen esos sabores únicos de un buen queso de cabra la acidez no opaca la fuerza de este queso de origen español.

LAS SALCHICHAS Y EL FONDUE

Sauternes se combina perfectamente con la fondue. La riqueza de la fondue es un maridaje hecho en el cielo para el vino de postre decadente Sauternes.

MAS ARTÍCULOS SOBRE EL QUESO

Comparte por favor
  • 174
    Shares
Ir arriba